top of page
Buscar
  • Foto del escritorServitores Amoris Christi

O todo o nada, una reflexión

Actualizado: 28 ene 2023

O todo o nada, decía la joven Hna. Clare, frase que la ha inmortalizado, pero que sí vivió. Es fácil decir algo, muy diferente es vivirlo.


Cuando Dios la quiso para sí, la llamó, esta frase fue una realidad, fue todo.


Mucho joven lleva este estandarte en el siglo XXI pero en realidad son seguidores del Nada, porque del todo nada viven.


Dan pasos inseguros, se dejan llevar por la comodidad, el miedo, las ideologías, que la corriente les lleve, más fácil. Lograr todo con el mínimo esfuerzo es lograr nada en realidad, no son tus logros, tus verdaderos deseos, metas, inquietudes del Alma, de Dios nunca llegan a vivirse ni a realizarse pero esas dependen del todo, es decir, de tu entrega y esfuerzo, en comunión ambas.


La juventud se autodestruye cuando no hace vida la expresión “todo o nada”, la vida es obedecer a Dios. Aunque eso sea dejar todo, dejar lo que creo ser o hacer. Darse todo al único que no falla, no miente, no traiciona y lo mejor de todo no se equivoca jamás.


Por eso tantos problemas psicológicos, tanto suicidio infantil y juvenil; tanta adicción a las fiestas, al ruido, al alcohol, al sexo y a las drogas. Porque no hay felicidad, no hay logros que llenen el alma, no hay paz interior; pero se aferran a dejarse ir por lo cómodo, por lo superficial, por todo lo que no sea Dios o pida Dios o les pida Dios.


El todo o nada nos hace santos, felices, plenos, nos llena. Pero en Dios solo encontramos el todo.


O todo o nada.


Alan Saldaña, SACh



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page